Día 3 | Cohousing WTF

El Glocal Camp 2018 empieza a contraprogramarse de manera irremediable. Hoy por la mañana se celebran de forma simultánea dos encuentros: BarriosLAB y HabitatLAB. El primero se centra en la puesta en común de proyectos e iniciativas locales que trabajen la activación del territorio a escalas de barrio o similares. Entre ellos, Mestura Puerto (Fasebase), Islario (Panic Studio), ambos proyectos locales de CivicWise; Activa Orriols, Sembra Orriols, Factoría Cívica y Xarxa Oberta (Carpe), desde València, y Ovestlab, desde Módena.

El HabitatLAB, por su parte, presentó en la azotea de Atlas los propuestas vigentes en CivicWise sobre estrategias de creación de proyectos de vivienda cooperativa en los territorios. Se centró especialmente en la isla de Tenerife, donde se está desarrollando un plan para la implementación de un ecosistema cohousing y donde ya existe una comunidad local activa: Canarias Cohousing. 

Canarias Cohousing y el círculo canario de CivicWise

En 2050 la población española con más de 65 años superará el 34%. Es decir, habrá más de 14 millones de personas mayores según datos del INE. Algunos estudios aseguran que España será, dentro de 40 años, el segundo país más envejecido del mundo. Hasta el FMI ha mostrado recientemente su preocupación ante las estimaciones que apuntan que nuestro país pasará de los 9,5 millones de pensionistas actuales a los 15 millones en 2050.

Con estas ideas revoloteando sobre la mesa nació hace ahora dos años un colectivo de personas que se juntaron a la búsqueda de un modelo de convivencia que les permitiera envejecer de una forma distinta, lejos de las residencias de ancianos y ancianas. Hoy aquellas reuniones se han materializado en Canarias Cohousing y suman unas 27 personas; además, cada semana llegan unas tres peticiones de información de otra gente interesada en este modelo. Adrián, junto a una parte de la red CivicWise Canarias (María, Sara, Artemi y Bentejui) están tratando de crear un grupo que sirva como acompañamiento y mediación para las asociaciones que quieran emprender proyectos de cohousing.  Adrián responde las dudas básicas sobre el tema.

 

“En los próximos diez años triplicaremos este tipo de proyectos”

“El cohousing es intergeneracional porque se basa en el modelo de convivencia de los pueblos, donde se solucionan los problemas de forma comunitaria”

“Las administraciones públicas debería tener un papel de facilitador de estos procesos y no fagocitarlos”

¿Qué es el Cohousing?

Es un anglicismo formado por el prefijo ‘co-‘, que hace referencia a cooperación, colaboración, comunidad, y el sufijo -housing, de casa. La traducción sería algo así como vivienda cooperativa o colaborativa. Es un proceso de emprendimiento colectivo de vivienda en el que primero se constituye una comunidad y luego se decide cómo va a ser esa vivienda. Es muy importante el proceso de formación de una comunidad cohesionada que comparta una serie de valores, puesto que la vivienda no es lo más importante.

¿Puede existir el Cohousing sin la comunidad?

No. Sin ella no se puede llamar cohousing. Desde hace muchos años se ha desarrollado el emprendimiento en cooperativas de viviendas, pero esto no es cohousing. Sí ha servido para facilitar el acceso a la vivienda pero no hay detrás un proyecto de comunidad porque una vez que se construye la vivienda se hace división horizontal.

¿Qué experiencias de cohousing hay en España?

Los proyectos beben del modelo escandinavo de los años 70 y se empezaron a desarrollar por aquí en los años 2000. Sobre todo son procesos de cohousing senior -de personas mayores- y son unos diez en España. A esos se les suman otros dos que son los proyectos de referencia, uno en Barcelona, La Borda, y otro en Madrid, llamado Entre Patios. Ambos están enfocados hacia la creación de comunidades intergeneracionales y no tanto al envejecimiento. Los proyectos senior están triunfando porque hay una verdadera necesidad de crear espacios para las personas mayores porque no hay una alternativa a los espacios convencionales de envejecimiento, ya sea en residencias de ancianos o  en las casas, con una atención domiciliaria que no todo el mundo se puede permitir. Los intergeneraciones están formados por personas que tienen una convicción muy fuerte sobre la necesidad de construir otro modelo de vivienda que no es especulativo.

¿Cuáles son las características de Canarias Cohousing?

Tiene un carácter senior aunque no es exclusivo. Es difícil pensar cuándo empieza lo senior, a qué edad. Tenemos socios de 50 años hasta casi 80, y es algo positivo porque si empiezas el proyecto con personas de la misma edad crece la probabilidad de que todas se vuelvan dependientes casi a la vez, lo cual puede ser un problema. Todo surgió a raíz de una charla que dimos unos cuantos compañeros sobre el tema. Actualmente nos encontramos en una segunda fase. Una vez constituida la asociación toca buscar terreno y tratar con las administraciones. Son casi treinta socios aunque la lista de difusión la comparten 150 personas. Acceder a un suelo y constituir la cooperativa serían los siguientes pasos. A partir de ahí ya empieza el trabajo con los técnicos: abogadas, arquitectos y economistas  serán los encargados de darle forma material al proyecto. Nos gustaría generar un grupo multidisciplinar para poder acompañarlos en todo el proceso.